Siglo XVII.

A la Madre de los Mares y a ti navegante, para que siempre un astro te marque una derrota segura

y te permita encontrar el faro de regreso a puerto seguro.

***

Con amor para mis ancestros.

Fuente:

PIMENTEL Luís Serrão, 1613-1679
Pratica da arte de navegar / composta por o cosmografo Mor Luis Serrão Pimentel Ano de 1673. – F. [1-107] : il. color. ; 21 cm

Enlace al Manuscrito:

https://purl.pt/33569/3/html/index.html#/1

Enlaces de interés:

Sobre la autora de este blog:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

Siglo XVI

A la luz y memoria de mis primeros ancestros navegantes.

Con amor y gratitud

para mis octavos abuelos

Agustín de Ossa y San Juan de Alzate.

***

Fuente:

Libro universal de derrotas, alturas, Longetudes e conhecenças, De todas as navegaçois Destes Reynos, De Portugal, e Castela, Indias Orientais e occidentais, O mais copioso e claro que pode Ser em serviço dos N.avegantes. Ordenado por pilotos consumados Nesta sciencia e vertudes de aproueitar, Em serviço de Deos em Lix.ª / De Manoel Gaspar 1 de Março de 1594. – 108 f., enc. : il. ; 23 cm.

Enlace al Manuscrito: 

https://purl.pt/16444/1/index.html#/1/html

Glosario:  

Barra: El banco de arena, o arrecife que a la entrada de algún Puerto suele hacerla dificultosa, o no deja entrar la embarcación sino estando la mar en creciente. Por cuya razón llaman también barra a las bocas de los ríos que entran en el mar, porque allí se suelen comúnmente hacer estos bancos, como la barra de San Lucar. (Diccionario de 1726)

Surto: Dicho de una embarcación: Fondeada, asegurada al fondo de las aguas por medio de anclas o grandes pesos. (Diccionario de la Lengua Española 2020)

Braza: Viene de la palabra brazo y antiguamente se decía que equivalía a seis pies de largo (Diccionario de 1726). El actual Diccionario de la Real Academia Española la define como: Unidad de longitud, generalmente usada en la marina, basada en la antigua vara castellana y equivalente a 1,6718 m. en lo que respecta al texto de esta página. Aunque no es el caso, también se define como: Unidad de medida de profundidad usada en cartografía marina, equivalente a 1,829 m.

Codo: En la náutica es una medida que se compone de treinta y tres partes iguales o dedos, de los cuarenta y ocho que tiene la vara Castellana. Vocab. marit. de Sev. (Diccionario de 1729)

Barco luengo: Embarcación que se le da este nombre porque es mui larga. Es mui común en los mares de España: tiene dos árboles y dos velas, navega mucho, y es mui segura. (Diccionario de 1726) El diccionario actual lo denomina barcolongo.

Fondando: de fondear. Reconocer el fondo del agua. (Diccionario de 1732)

Guinaras: la palabra es guiñaras, de guiñar: En la náutica es mover la proa del navío, apartándola hacia una u otra parte del rumbo que lleva cuando navega, lo cual se hace moviendo el timón. (Diccionario de 1734, se le define así en el Vocabvlario marítimo y explicación de los más Principales Vocablos de quevsa la gente de Mar en su exercicio de el Arte de Marear – De la Universidad de Mareantes de Sevilla, por el Capitán Sebastián Fernández de Gamboa, 1696)

Derrota: Rumbo de la mar, que siguen en su navegación las embarcaciones. Formase de la preposición De y el nombre Rota, que es la rueda de los vientos por donde se gobiernan los rumbos. (Diccionario de 1732)

Farellon: Isleta o punta de tierra, que se entra dentro del mar. (Diccionario de 1732)

Perlongar: Ir navegando por una costa de luengo. (Diccionario de 1737)

 Sonda: Cuerda con un gran peso, ò plomada, con que los Marineros suelen explorar la profundidad del mar. Díxose de So, y Honda, por ir debaxo del agua. (Diccionario de 1739)

man: A la man: Lo mismo que a la Mano, abreviada la pronunciación: y assí se dice, Man izquierda, man derécha. (Diccionario de 1734)

Pexe: Lo mismo que pez, animal del agua. (Diccionario de 1737)

Gavia: Una como garita redonda, que rodea toda la extremidad del mástil del navío, y se pone en todos los mástiles, y cada una toma el nombre de aquel en que está. Sirve para que el grumete puesto en ella registre todo lo que se puede ver del mar. (Diccionario de 1734)

Restinga: Punta o lengua de arena o piedra debajo del agua y a poca profundidad. (Diccionario de la Lengua Española 2020)

Roquedo: Peñasco o roca. (Diccionario de la Lengua Española 2020)

Tonina: Atún fresco. Es voz usada en Andalucía, tomado del Latino Thynnus (Diccionario de 1739)

Amogotada: (amogotado): De forma de mogote (montículo) (Diccionario de la Lengua Española 2020) 

Abata: de abatir: Abatir las velas el navío (Diccionario de 1726) – Dicho de un buque, desviarse de su rumbo a impulso del viento o de una corriente (Diccionario de la Lengua Española 2020)

Triquete: es el mismo trinquete: El tercer árbol hacia la parte de proa en las naves mayores, y en las menores es el segundo. (Diccionario de 1739).

Gracias amigo.

Sobre la autora de este blog:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

Mario Mejía Botero

 

Entre memorias tu hija del amor ofrece al infinito esta bella flor.

118 años han pasado desde tu nacimiento y a la fecha  sigues siendo mi héroe. 

«La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo».

François Mauriac.

Enlaces de Interés: 

. Juan Andrés Botero a bordo del Navío “Santa Rosa”. 

Pasó a Indias a bordo del navío “Santa Rosa”. 

Año 1715.

. Partida de Matrimonio de Don Juan Andrés Botero y Dña. Antonia Mejía Sumuano.

Año 1719.

. Real Cédula del Siglo XVIII (Extranjeros). Real Cédula del Siglo XVIII, en lenguaje de señas. 

Cédula Real que prohibía a los extranjeros residenciarse en los dominios españoles de ultramar sin real licencia, ordenando fueran expulsados de dichos dominios. 

Año 1720.

. Botero Siglo XVIII.

Despacho superior del EXCMO. Sr. Virrey en que concede permiso a Don Juan Andrés Botero, para vivir en el Valle de San Nicolás de Rionegro. 

Año 1722.

. Cobro de bienes de Juan Andrés Botero- Bottero. Siglo XVIII.

Cobro de bienes de Juan Andrés Botero Juez La justicia ordinario de Rionegro.

Año de 1746.

Sobre la autora de este blog:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

 

SIGLO XVI

En memoria de mi undécimo abuelo Juan de Taborda, difunto natural de Badajoz [–] de Alburquerque. Fue de los primeros conquistadores, pues pasó antes del año de [1]516 y se halló en las alteraciones de Gonzalo Pizarro.

Folios Intermitentes.

Herederos de Juan de Taborda, difunto natural de Badajoz [–] de Alburquerque. Fue de los primeros conquistadores, pues pasó antes del año de [1]516 y se halló en las alteraciones de Gonzalo Pizarro.

[Bajo el renglón: 1596 sobre a [1]598].

Difunto con testamento en 1569 en la Villa de Santa Fe de la Provincia de Antioquia, gobernación de Popayán.

[Roto]cobrar sus bienes.

Fundó capellanía en la iglesia de San Juan de la Ciudad de Badajoz en Extremadura.

[Roto en la firma].

Martín López Rastrollo, vecino de Valverde tierra de Badajoz, por mí y en nombre de Diego Vásquez de Santiago y demás consortes contenidos en este poder y tutela que presento y Juan Rastrollo todos vecinos del dicho lugar, como herederos de Juan Taborda difunto en Indias, decimos que por bienes del dicho difunto se han traído a esta Casa el año pasado de noventa y cinco cuatrocientos e treinta e nueve mil y setecientos y ochenta y siete maravedís, los cuales pertenecen a mí y a los dichos mis hijos como herederos del dicho difunto.

Pido y suplico a vuestra señoría mande se de carta de diligencias para que se hagan en la Ciudad de Badajoz, donde era natural el dicho difunto y que los dichos bienes se nos adjudiquen y entreguen para lo cual, etcétera.

Firma

Martín López

En la Ciudad de Sevilla, en la Casa de la Contratación de las Indias, a cuatro de enero de mil y quinientos e noventa e seis años ante los señores presidente e oidores de la [–][sigue procesal encadenada dos párrafos].

[Firma]

Yo, Ochoa de Urquiza, contador por Su Majestad de la Casa de la Contratación de las Indias de esta Ciudad de Sevilla, hago saber y doy fe a los que la presente vieren [sin margen] en el libro donde se escriben y asientan las partidas de maravedís, oro, plata y otras cosas que por bienes de difuntos se meten en la arca de las tres llaves de esta dicha Casa desde el mes de enero del año de mil quinientos y noventa en adelante [–] [–].

Joan Taborda, difunto natural de Badajoz, ha de haber en seis de diciembre de mil y quinientos y noventa cinco años cuatrocientas y treinta y nueve mil y setecientos y ochenta y siente maravedís que [–] quitas costas y averías a mil pesos de oro de veinte quilates que por bienes del dicho difunto se trajeron de tierra firme este año [–] Pedro Díaz de Navia junto con mayor partida de difuntos registrado a hojas cuatrocientos y ochenta y uno de su registro y los dichos maravedís se metieron al arca de difuntos como parece a hojas cuatrocientas y ocho.

En testimonio de lo cual de pedimento de Joan Taborda di la presente que es hecho en Sevilla a tres de enero de mil quinientos noventa y seis años.

Ochoa de Urquiza

Yo, Francisco de Aguilar, escribano del rey nuestro señor en el juzgado general de bienes de difuntos de esta corte que reside en la Ciudad de Santa Fe del Nuevo Reino de Granada, Indias del mar océano, certifico que doy fe a los que la presente vieren como en un proceso y autos que están en el [–] secretaría de Tomás Velásquez, escribano de Cámara de la Audiencia Real de Su Majestad de este dicho Reino, entre doña Juana Taborda, mujer que fue del capitán Hernando de Çafra, difunto vecino de la Villa de Santa Fe de Antioquia de este distrito, con el fiscal de Su Majestad, sobre el cumplimiento de una carta ejecutoria real en su favor dada y librada en el Consejo Real de las Indias cerca de su [–] está un testamento que el capitán Juan Taborda, difunto vecino que fue de la dicha Villa, hizo y otorgó debajo de cuya disposición murió ante [–] escribano público y de cabildo de ella, su fecha en la dicha Villa a veinte y cinco de septiembre de mil quinientos sesenta y nueve años. Y en él no consta ni delata de donde es natural ni quiénes son sus padres, mas de que sus herederos los nombró en la dicha Villa. Y entre las cláusulas que dejó ordenadas en el dicho testamento manda en una que de sus bienes se saquen un mil pesos de oro de veinte quilates y se lleven a los reinos de España para fundar con ellos una capellanía y memoria perpetua en la Villa de Albuquerque o en la Ciudad de Badajoz o a donde le pareciere a sus albaceas, la cual sirvan los parientes más cercanos suyos o de dicho capitán Hernando de Çafra, al cual dicho Çafra nombra por patrón de ella, y después de sus días a sus hijos o parientes más cercanos. Y después de esto parece que el dicho Hernando de Çafra murió y pasó de esta presente vida en la ciudad de Tunja, donde hizo y otorgó su testamento ante Juan Ruíz Cabeza de Vaca, escribano público y del Cabildo de ella, so cuya disposición murió; su fecha en la dicha Ciudad a doce de abril de mil quinientos y setenta y dos años. Y en una cláusula de él manda y ordena que dicha capellanía se funde en la dicha Ciudad de Badajoz conforme a la cláusula del dicho capitán Juan Taborda, su suegro, en la iglesia de San Juan de la dicha Ciudad, su tenor de las cuales dichas cláusulas que así tratan de la dicha capellanía sacadas de ambos testamentos con cabeza y pie de ellos es como se sigue:

In dei nomine Amén. Sepan cuantos esta carta de testamento última y postrimera voluntad vieren como yo, el capitán Juan Taborda, vecino de esta Villa de Santa Fe de esta Provincia de Antioquia y gobernación de Popayán que es en tal partes de las Indias del mar océano, estando enfermo de mi cuerpo y en mi buen seso y juicio y entendimiento y cumplida memoria, temiéndome de la muerte que es cosa natural y deseando poner mi ánima en carrera de salvación, creyendo como firmemente creo en la santa fe católica y en la Santísima Trinidad y todo aquello que el bueno y fiel cristiano debe tener y creer, otorgo y conozco que hago y ordeno este mi testamento y postrimera voluntad y las mandas y legatos y pías causas en él contenidas en la forma y orden siguiente:

[En el margen: 1 Capellanía]. Ítem digo que en lo que toca a la cláusula arriba hecha, que no se vendan los negros hasta que no pase un año, que es para que de lo que sacare los dichos negros hasta en cantidad veinte pesos para que se haga una capellanía en España en la Villa de Albuquerque o Ciudad de Badajoz o donde mejor le pareciere a mis albaceas y [–] a ellos mejor les pareciere y con los vínculos y firmezas para que sea perpetua la dicha capellanía y que sirvan la dicha capellanía los parientes o pariente más cercano mío o de mi hijo Hernando de Çafra, y que sea patronero de ella el dicho Hernando de Çafra, y fallecido él, sus hijos o parientes suyos más cercanos. Y mando que de los mil pesos de buen oro que dejo para la dicha capellanía, que de los réditos de ellos cada un año se me digan las misas en estas partes hasta que la dicha capellanía se instituya en España.

[En el margen: 2 Albaceas]. Y para cumplir y pagar las mandas y legatos y pías causas en este mi testamento contenidas, dejo y establezco por mis albaceas testamentarios a mis hijos Fernando de Çafra y a Juanes de Zabala, vecinos de esta dicha Villa, a los cuales y a cada uno de ellos por sí ynsolidum doy poder cumplido para que entren y tomen y vendan de mis bienes en almoneda o fuera de ella los que fueren menester y cumplan y paguen las mandas y legatos y pías causas en este mi testamento contenidas.

Y revoco y anulo y doy por ningunos todos otros y cualquier testamentos, codicilos o mandas que antes de este yo haya hecho y otorgado por palabra o por escrito o en otra cualquier manera para que no valgan en juicio ni fuera de él, salvo este que yo ahora hago. Y ordeno, el cual quiero y mando y es mi voluntad que valga por mi testamento o por codicilo o por escritura pública. Y por aquella vía y forma que de derecho mejor puede y debe valer, porque esta es mi última y postrimera voluntad. En testimonio de lo cual otorgué la presente carta ante el escribano y testigos de [–] suscritos. Que es hecha por mí, otorgada en esta dicha Villa de Santa Fe de esta gobernación de Popayán a veinte y ocho días del mes de septiembre año del nacimiento de nuestro salvador Jesucristo de mil y quinientos y sesenta y nueve años. Y lo firmé de mi nombre siendo testigos el muy reverendo señor Juan Ruíz Atienza, cura y vicario en esta dicha Villa, y Alonso de Castañeda y Rodrigo de Carvajal y Juan Baptista, vecinos residentes en la dicha Villa, y Antonio Moyano, residente así mismo en la dicha Villa, Juan Taborda, por testigo Juan Ruíz Atienza, por testigo Alonso de Castañeda, testigo Rodrigo de Carvajal Jaramillo, por testigo Antonio Moyano, Juan Baptista pasó ante mí Luis de [–] escribano público.

[En el margen: De Hernando de Çafra]. In Dei nomine, Amén. Sepan cuantos esta carta de testamento última y postrimera voluntad vieren como yo, Hernando de Çafra, natural que soy de la Ciudad de Badajoz de los reinos de España, hijo legítimo de Hernando de Çafra Centeno y de Catalina Hernández, su mujer, mis señores padre y madre, vecinos que fueron de la dicha Ciudad de Badajoz, ya difuntos, que sean gloria, vecino que he sido y soy de la Ciudad de Santa Fe de Antioquia de la gobernación de Popayán, estante que soy al presente en esta dicha Ciudad de Tunja del Nuevo Reino de Granada de las Indias, estando como estoy enfermo del cuerpo y sano de la voluntad y en todo mi buen juicio y entendimiento natural, tal cual Dios nuestro señor plúgoseme dar. Y creyendo como creo en la Santísima Trinidad, padre e hijo y Espíritu Santo, que son tres personas y un solo Dios verdadero, y en todo aquello que tiene y cree la santa madre Iglesia de Roma, como bueno y fiel Cristiano. Temiéndome de la muerte, que es cosa natural de la cual ninguna criatura de este mundo puede escaparse, y deseando poner mi ánima en la más libre y llana carrera que ser pueda para se salvar. Tomando como tomo por mi intercesora y abogada a la bienaventurada Virgen Santa María, madre de nuestro señor Jesucristo, a quien tengo por señora y abogada, otorgo y conozco que hago y ordeno este mi testamento, última y postrimera voluntad en la forma y manera siguiente.

[En el margen: 3]. Ítem digo y declaro que al tiempo que falleció el capitán Juan Taborda, mi señor y suegro, que sea en gloria, dejó mandado entre otras cosas que se contienen en su testamento, debajo del cual falleció, que por tiempo y espacio de un año primero siguiente, su hacienda estuviese en pie, que se hallase al tiempo de su fallecimiento y lo que multiplicase el dicho tiempo de un año fuese para pagar sus deudas y mandas de su testamento y de ellos se sacasen mil pesos ante todas cosas para que de ellos se fundase una capellanía por su ánima en la Ciudad de Badajoz o en la Villa de Alburquerque en los reinos de España en cualquiera de las dos partes que a mí me pareciese y fuese mi voluntad fundar la dicha capellanía, de la cual me dejo por patrón durante los días de mi vida y después de ellos mi hijo mayor y sucesor como más largo constará la razón de todo ello por el dicho testamento a que me refiero. Y es así que en cumplimiento de la voluntad del dicho mi señor y suegro la dicha su hacienda estuvo en pie ocho meses poco más o menos y en este tiempo se sacaron de él multipli[–] en la dicha Ciudad de Santa Fe de Antioquia siete mil y ochocientos pesos de oro. Y queriendo sacar del dicho oro lo necesario para el cumplimiento de lo contenido en el testamento y los mil pesos para enviar a fundar la dicha capellanía, lo secuestró todo ello el dicho gobernador don Gerónimo de Silva, diciendo ser bienes míos por la fianza del [–] don Pedro, no siendo como no son bienes míos sino para el cumplimiento del dicho testamento y de la dicha capellanía y de la dicha mi mujer e hijos, y los mil pesos para la dicha capellanía no se han podido enviar por estar en el dicho [–] todo lo cual está en poder de Gabriel de Prado, vecino de la Ciudad de Antioquia. Mando que en desembargando y cobrándoselas el dicho oro los dichos mil pesos se envíen luego con toda brevedad a la dicha Ciudad de Badajoz y de ellos se haga y funde la dicha capellanía conforme a la cláusula del dicho testamento de mi señor y suegro en la iglesia de señor San Juan de la dicha Ciudad de Badajoz, lo cual se haga con toda brevedad, cobrándoselas el dicho oro y en todo se cumpla la dicha cláusula que trata de la dicha capellanía, sin que falte cosa alguna y por este dicho mi testamento revoco [–] y anulo y doy por ninguno y de ningún valor y efecto todo cualquier testamento o testamentos codicilo o codicilos que yo haya hecho y otorgado antes de ahora, así por escrito como por palabra, los cuales quiero que no valgan ni hagan fe en juicio ni fuera de él, salvo este que al presento hago y otorgo y quiero que valga por mi testamento y codicilo y por escritura pública, o en aquella vía que mejor de derecho lugar haya. En testimonio de ello cual lo otorgué según dicho escribiente Juan Ruíz Cabeza de Vaca, escribano de Su Majestad, público y del cabildo de esta dicha Ciudad, estando en las casas de la morada del dicho Diego Montañez, donde yo el dicho escribano fui llamado. En la ciudad de Tunja a doce días del mes de abril de mil y quinientos y setenta y dos años siendo presentes por testigos y para ello llamados y rogados el muy reverendo padre fray Sebastián de Ocando, guardián del monasterio del señor San Francisco de esta Ciudad y fray Miguel de Padilla de la dicha orden y don Diego de Vargas y Pedro López de Monteagudo y Juan Rodulfo, residentes en esta dicha Ciudad y el dicho otorgante, que yo el dicho escribano doy fe que conozco, lo firmó de su urdimbre en el registro. Fernando de Çafra por testigo fray Sebastián de Ocando, testigo fray Miguel de Padilla, por testigo don Diego de Vargas, soy testigo Pedro López de Monteagudo, testigo Juan Rodolfo, pasó ante mí, Juan Ruíz Cabeza de Vaca. Y porque yo el dicho Juan Ruíz Cabeza de Vaca, escribano de Su Majestad, público y del cabildo y consejo de esta dicha Ciudad de Tunja, fui presente a lo que de él con los dichos testigos lo hice escribir y lo signé por de mi signo a tal en testimonio de verdad, Juan Ruíz Cabeza de Vaca.

En virtud de todo lo cual parece se cobraron cierta cantidad de pesos de oro y se metieron en la caja real de este Reino, de la cual por autos de vista y revista proveídos por los señores presidente y oidores de la Real Audiencia de este dicho Reino en tres y veinte y uno de julio de mil y quinientos y setenta y nueve años, se mandaron sacar de ella estos un mil pesos de oro de veinte quilates, para que de ellos se fundase la dicha capellanía [por] dicho Juan Taborda, difunto, y que se metiese en la caja de bienes de difuntos para que con el oro de Su Majestad en la primera flota se llevasen a los reinos de España con traslado del dicho testamento y testimonio de los autos por la orden que Su Majestad tiene mandado, para que se cumpla la voluntad del dicho testador: se funde la dicha capellanía. Y por no estar ejecutados estos autos parece que ahora últimamente se sacó por orden del señor licenciado Andrés Egas de Guzmán, oidor y juez general de bienes de difuntos en la Ciudad real de este Reino y su distrito, se sacaron los dichos mil pesos de veinte quilates de la dicha caja real y se pasaron a la de difuntos, para que de ella se llevasen en esta presente ocasión a los reinos de España para la fundación de la dicha capellanía. Y así van ahora con la demás moneda tocante a bienes de difuntos que se envía a los dichos reinos de España a la casa de la Contratación de Sevilla este presente año de mil y quinientos y noventa y cinco años, a riesgo de su dueño [según] que todo lo susodicho más largo consta y parece por los autos de la dicha causa a que me refiero y el mandamiento del dicho señor oidor de la presente. Que es hecha en la dicha Ciudad de Santa Fe del Nuevo Reino de Granada a catorce días del mes de abril de mil y quinientos noventa y cinco años.

Vatdo. Gez. Alg. E. Se saca. En fe de lo cual hice aquí este mi signo que es a tal.

Con testimonio de verdad

Francisco de Aguilar

Matías de Ribera, en nombre de Francisco de Çafra en el pleito con Alonso de Taborda y consortes, digo que por provisión de vuestra señoría se les notificó en las casas de la morada de Martín López Rastrollo y los demás consortes, y haciéndolo saber a sus mujeres que diesen poder a procurador de esta Real Audiencia con señalamiento de estrados, y aunque el término es pasado no lo han dado.

Suplico a vuestra señoría les haya por señalados los estrados y mande que se notifiquen en ella [–] los autos y sentencias que en él se pusieren y les pare tanto perjuicio como si en sus personas se lo pusiera.

Otrosí digo que a las partes contrarias se les notificó la publicación por mí pedida y no ha dicho contra ella cosa alguna yo les acuso la rebeldía.

Suplico a vuestra señoría la haya por acusada y mande hacer la dicha publicación y para ello [–].

[Rúbrica]

Francisco de Çafra Sánchez, vecino de la Ciudad de Badajoz, digo que vuestra señoría por su auto pronunciado me manda dar y entregar mil pesos de buen oro por bienes de Hernando de Çafra Centeno, mi hermano, para que los emplee para cierta capellanía como más largamente consta y parece por su auto de vuestra señoría, dando fianzas que dentro de seis meses que presentare testimonio de haberlos entregado. Y para la dicha fianza nombró por mi fiador a Alonso de Atienza, vecino de esta Ciudad que es rico y abonado para ello.

[Sin margen] como a vuestra señoría pido y suplico la mande recibir, pido justicia.

Francisco de Çafra Sánchez

En la Ciudad de Sevilla, en la Casa de la Contratación de las Indias, a treinta días del mes de agosto de mil y quinientos y noventa y seis años, ante los señores presidente y oidores de la Real Audiencia de esta Casa [presenté] estas peticiones [–].

Y vista por los dichos señores mandaron que dé información de abonos.

Ante mí

[Firma]

***

Abreviaturas Utilizadas:

difuno: difunto, natl: natural, 1os: primeros, difo: difunto, testamto: testamento, va: villa, sta: santa, prova: provincia, governon: governacion, cappnia: cappellania, ya: yglesia, sn: san, ciudd: ciudad, Extremada: Extremadura, Myn: Martyn, vzno: vezino, vznos: vezinos, dho: dicho, biens: bienes, dhos: dichos, v: vuestra, sa: señoría, eta: etcétera, qs: quinientos, as: años, Magd:, Contratson: Contratasion, Sevya: Sevylla, mis: maravedis, dha: dicha, quis: quinientos, dise: disiembre, ql: qual, pedimio: pedimento, heno: henero, Franco: Francisco, scrivano: escrivano, nro: nuestro, Magt: Magestad, capt: capitán, scrivo: escrivano, xpiano: crisptiano, do: donde, scripto: escripto, q: que, mr: mejor, Jhesuxpo: Jhesucrispto, rdo: reverendo, rresidents: rresidentes, Anton: Antonio, RResi: rresidente, Herdo: Hernando, Rreyo: Rreyno, govor: governador, prese: presente, monasto: monasterio, Po: Pedro, presie: presidente, qs: quilates, licendo:, difunos: difuntos, pos: pesos, quies: quilates, Contron: Contratación, ssa: sseñoría, terno: termino, supco:, mde: mande, Ses: Sanches, pa: para, pare: parece, vezo: vezino, justa: justicia, Sa: Sevilla, agto: agosto, quinis: quinientos, sees: señores, preste: presidente, Auda: Audiencia.

***

Fuente: España. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Archivo General de Indias.  

Signatura: AGI, Contratación, Legajo 247A, N. 5

Transcripción: L. F. V.

Investigación documental: Ana María Mejía de Whiteside.

Bibliografías a consultar:

Arango Mejía, Gabriel. “Capitán Juan Taborda”. Genealogías de Antioquia y Caldas. Editorial Bedout S. A. 1973.

Jaramillo Mejía, William. “Taborda Juan”. Antioquia Bajo los Austrias. Giro Editores Ltda. 1998. 2a Edición.

De Cadenas y Lopez, Ampelio Alonso. Barredo de Valenzuela y Arrojo, Adolfo. “Taborda”. Nobiliario de Extremadura. Instituto Salazar Y Castro. Tomo VII. Nobiliario de Extremadura. Hidalguía 2002.

Con especial agradecimiento a los señores Javier Rubio Gonzalez y Jaime Olivera Leo.

***

Las transcripciones de este blog son propiedad de la autora.  Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización por escrito de su titular.

 

Agradecimientos

A todos los colaboradores en este nuevo proyecto por su paciencia, eficacia y ayuda. 

“De la realización de uno, depende el destino de muchos”.

Alejandro Magno

***

Fotografía de Portada por Ana María Mejía de Whiteside. 2018

Escudo de Armas de Alburquerque (Badajoz).

Sobre la autora:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

La historia continúa…

Dedicado a mis padres
Mario Mejía Botero y Teresa de Jesús Alzate Ossa 

Para el año de 1720, estando don Juan Andrés Botero, recién casado y residenciado en el Valle de Rionegro, se insistió en la aplicación de una Cédula Real que prohibía a los extranjeros residenciarse en los dominios españoles de ultramar sin real licencia, ordenando expresamente que a los hallados sin este permiso fueran expulsados de dichos dominios.

REAL CÉDULA DEL SIGLO XVIII, EN LENGUAJE DE SEÑAS

Una real cédula era una orden expedida por el rey de España, en el caso que nos ocupa reitera que sobre el asunto ya se han expedido diversas reales cédulas en el pasado y hace puntual referencia a las leyes treinta y una y treinta y dos, de la recopilación de Indias, en las cuales se manda: “Que ningún extranjero pueda pasar a las Indias a tratar y comerciar, sin que preceda el requisito previo de habérsele concedido carta de naturaleza para ello”.

El manuscrito presenta sello redondo con la siguiente inscripción en latín: “Philippus V. D.G. Hispannian Rex” (Felipe V por la gracia de Dios Rey de España) y el en centro del sello se aprecia el escudo de Armas del enunciado Rey, circundado por el toisón de oro. En la parte superior la cruz de Jerusalén simbolizando “En el día de Nuestro Señor” y bajo ella la lectura: “Sello cuarto. Un cuartillo. Años de mil setecientos y diez y ocho, diez y nueve, veinte y veinte y uno”. El Rey. Por cuanto por las leyes treinta y una y treinta y dos, de la recopilación de Indias, y por repetidas reales cédulas está dispuesto que ningún extranjero pueda pasar a las Indias a tratar y comerciar, sin que preceda el requisito previo de habérsele concedido carta de naturaleza para ello; habiéndose entendido que no sólo no se observa su cumplimiento, sino que no obstante esta prohibición han pasado y pasan muchos extranjeros a las Indias, y se hallan avecindados en ellas, tanto solteros, como casados, sin tener la circunstancia expresada; haciendo como es de gravísimo perjuicio; así a los naturales de las Indias como al comercio de España, y deseando obviar este inconveniente, y que no se tolere, ha resuelto se observasen, y cumplan las referidas leyes, y reales cédulas, haciéndose las averiguaciones que condujeren a saber e inquirirla todos los extranjeros, sin excepción de alguno que se hallaren en los dominios del Perú, así avecindados como sin avecindar, tratando y comerciando sin tener expresa licencia para ello, a los cuales se ha de obligar precisamente a que salgan luego de aquellos dominios, y se restituyan a Europa, sin admitirles sobre ellos la menor réplica ni excusa, procediendo contra los remisos e inobedientes conforme a derecho y leyes del Reino, con advertencia de que de la más leve omisión, o demora, que en esto hubiere o se experimentare haré cargo al Ministro que lo consintiere, y se procederá al castigo correspondiente. Por tanto mando a mis virreyes del Perú y Nuevo Reino de Granada, reales…

…Audiencias, gobernadores, corregidores, y demás ministros a quienes tocare de aquellos dominios, atiendan a la puntual observancia de lo que viene expresado, en inteligencia de que cada uno ha de dar cuenta por mi Consejo de las Indias de la providencia que diere para su efectiva ejecución, de Madrid a ocho de diciembre de mil setecientos y veinte. Yo el Rey. Por mandado del Rey Nuestro Señor. Don Francisco de Arana. En la ciudad de Antioquia, en veinte y cinco de octubre de mil setecientos y veinte y un años, el señor capitán de infantería española don Facundo Guerra Calderón, gobernador y capitán general de esta provincia, habiendo visto la real cédula de su majestad, que Dios guarde muchos años, en que se ordena y manda que no permita en la provincia de su cargo ningunos extranjeros, y que los que hubiere los remita a los reinos de España. Dijo su merced que la obedecería y obedeció con la (ignoración) acostumbrada y que aunque en su observancia tiene ejecutado lo que por ella se le ordena, manda se publique la dicha real cédula a son de cajas de guerra por las partes acostumbradas y hecho se saque testimonio y se remita con carta de oficio a los alcaldes de la Villa de Medellín para que la hagan leer y publicar en dicha Villa y hecho la remitan al Valle de Ríonegro, dándole cuenta a su merced con lo que en su virtud obraren. Así lo proveyó, mandó y firmó. Facundo Guerra Calderón. Ante mí Francisco de Garro. Publicose esta real cédula como…

…Se manda, hoy veinte y siete de octubre de mil setecientos y veinte y un años. Garro. Concuerda con su original de donde hice sacar este traslado y está cierto y verdadero, así lo certifico, signo y firmo. En esta ciudad de Antioquia, en veinte y siete de octubre de mil setecientos y veinte y un años. Viene la firma del escribano don Francisco de Garro, y sobre ella se lee “En testimonio (lleva su símbolo en medio) de verdad” y bajo ella se lee “Escribano público y de (la ciudad).Hay dos firmas más. La primera, a la izquierda y se lee “De oficio” sobre ella, y a la derecha “Cosa ejecutada” sobre la firma. Publicación: En la Villa de Medellín a nueve de noviembre de mil setecientos y veinte y un años. Yo Diego Gómez de Abreu, hice publicar y se publicó la real cédula de la antecedente hoja. En la esquina de la plaza pública y demás calles acostumbradas de esta dicha Villa, por voz de Lorenzo, negro que hizo oficio de pregonero o bando con mucho concurso de gente y para que conste lo pongo por diligencia y firmo. Firmado: Diego Gómez de Abreu. Nota: Sacose este testimonio de esta real cédula para remitir al Valle de Ríonegro y para que conste lo anoto y firmo. Medellín y noviembre 10 de 1721.

    ***

Las fotografías y transcripciones de este blog son propiedad de la autora.  Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización por escrito de su titular.

Prohibida su reproducción total o parcial con fines económicos. 

***

Agradecimientos

A todos los involucrados en este nuevo proyecto por su paciencia y ayuda. Especialmente al Archivo Histórico de Antioquia (José Luis Vargas Forero). Archivo Histórico de Medellín (Luz Marina Jaramillo). Asociación de Sordos (Asorquin) de Armenia, Quindío, Colombia. Métrica Studios, Armenia. A los hermanos Adinee Luxai y Jhon Jairo González Vélez, por su enseñanza.

    • Fuente Documental: Archivo Histórico de Medellín, Colombia. Código 633254.
    • Investigación documental: Ana María Mejía Alzate de Whiteside.
    • Intérprete de personas sordas: Magdiel González Vélez.
    • Ingeniero de sonido: Alejandro Silva
  • Realización y narración: Gustavo Castaño Alzate.
  • Transcripción Documental: Francisco Muñoz Atuesta.
  • Bibliografía: Arango Mejía Gabriel. “Genealogias de Antioquia y Caldas”. Tomo I, páginas 156 y 157. Tercera Edición. Editorial Bedout S. A.

Línea del tiempo.

  • 1715

Don Juan Andrés Botero, inicia su viaje en Cádiz, Andalucía, España, en el año de 1715, cuando abordó con el rango de artillero, el navío Santa Rosa, bajo el mando de don Nicolás de la Rosa, conde de Vega Florida, con rumbo a Cartagena de Indias. En el este navío viajaba el nuevo virrey del Perú, don Carmineo Nicolás Caracciolo, V príncipe de Santo Buono.

https://anamariamejiaalzate.com/2017/02/22/juan-andres-botero/

  • 1719

Don Juan Andrés Botero, contrajo matrimonio el 26 de junio de 1719, en la ciudad de Santiago de Arma de Rionegro, con doña Antonia Mejía, natural de esa ciudad. La partida de matrimonio, sin número, se encuentra en el libro Mixto correspondiente a los años de 1670 a 1719, que reposa en el Museo de Arte Religioso de la Catedral de Rionegro, Antioquia, Colombia. En este documento se registra el Señorío de Génova, como el lugar de nacimiento don Juan Andrés Botero, y los nombres de sus padres: Don Juan Baptista Botero y doña María Bárbara.

https://anamariamejiaalzate.com/2014/09/02/caminos-ancestrales/matr-juan-andres-botero-da-antonia-mejia-el-26-junio-1719/

  • 1720

Para el año de 1720, estando don Juan Andrés Botero, recién casado y residenciado en el Valle de Rionegro, se insistió en la aplicación de una Cédula Real que prohibía a los extranjeros residenciarse en los dominios españoles de ultramar, ordenando expresamente que los que fueren hallados sin permiso para permanecer en dichos dominios debían ser expulsados.

https://anamariamejiaalzate.com/2018/10/18/real-cedula-del-siglo-xviii-extranjeros/

  • 1722

Don Juan Andrés Botero, como extranjero, se vio obligado a enfrentar las autoridades para no ser expulsado, de acuerdo al mandato del Rey y logró permiso para quedarse sin ser molestado para el año de 1722, cuando fue expedido por parte del Excelentísimo Señor Virrey del Nuevo Reino de Granada, don Jorge de Villalonga, Despacho Superior, mediante el cual se le concedió a don Juan Andrés Botero, permiso para que pudiera vivir en el Valle de Rionegro. Entre los diversos escritos citados en el Despacho Superior, se encuentra uno donde se relata, por medio del propio don Juan Andrés Botero, que enfermó gravemente al llegar a Cartagena de Indias y el navío tuvo que seguir sin él y cuando sanó de sus quebrantos se internó en el país, y terminó por residenciarse en el Valle de Rionegro, donde contrajo matrimonio con doña Antonia Mejía.

  • 1746

El 7 de junio de 1746, el capitán don Joseph de Rivillas, alcalde ordinario de Rionegro, asume la causa mortuoria de don Juan Andrés Botero, “para que sus bienes los perciba quien con derecho deba”.

Sobre la autora:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

Aun en el silencio se puede escuchar…

“¡Señor, soy un niño! ¿A dónde me lleváis?”.

Ignacio de Loyola.

"Reseña sobre la Basílica”.
“Reseña sobre la Basílica”.

Reseña sobre la Basílica_
“Reseña sobre la Basílica”.

Vista de La Basílica San Ignacio de Loyola.
“Vista de La Basílica San Ignacio de Loyola”.

Estatua de San Ignacio.
“Estatua de San Ignacio”.

Vista de la cúpula con el escudo de los Borbones.
“Vista de la cúpula con el escudo de los Borbones”.

Monumento a Iñígo López de Loyola, el futuro San Ignacio de Loyola... Para Laureano.
“Monumento a Iñígo López de Loyola, el futuro San Ignacio de Loyola”.  Para Laureano.

"Santa Casa/ Etce Santua".
“Santa Casa / Etxe Sāntuā”.

Estatua de San Ignacio sobre la puerta principal. "Sancti Ignati Basílica".
“Estatua de San Ignacio sobre la puerta principal”. “Sancti Ignati Basílica”.

Altar mayor de la Basílica de San Ignacio de Loyola.
“Altar mayor de la Basílica de San Ignacio de Loyola”.

Cúpula de la Basílica de Santuario de Loyola.
“Cúpula de la Basílica de Santuario de Loyola”.

Iñigo López de Loyola, con su armadura militar.
“Iñigo López de Loyola, con su armadura militar”.

Órgano en la Basílica.
“Órgano en la Basílica”.

"Villa de Arebalo".
“Villa de Arebalo”.

San Ignacio de Loyola.
“Bai gauza gutxi iruditzen zaidala lurra, zerura begiratzean!”. “San Ignacio de Loyola”.

Carta Geográfica de la época.
“Carta Geográfica de la época”.

Descripción de la Carta Geográfica.
“Descripción de la Carta Geográfica”.

"Cruz".
“Cruz”.

"Transcripción”.
“Transcripción”.


Plano de la ciudad de Pamplona. Siglo XVI
“Plano de la ciudad de Pamplona. Siglo XVI”.

Placa.
Placa.

Retablo.
“Retablo”.

Retablo.
“Retablo”.

Retablo.
“Retablo”.

Retablo.
“Retablo”.

Ignacio de Loyola ante el Papa Paulo III- Septiembre 27 de 1540.
“Ignacio de Loyola ante el Papa Paulo III- Septiembre 27 de 1540”.

Descripción
“Descripción”.

Acontecimientos en la vida de San Ignacio de Loyola.
Acontecimientos en la vida de San Ignacio de Loyola.

"Apertun est anima mea"
“Apertun est anima mea”

Un arco iris sobre mi cabeza para un día de lluvia.
Un arco iris sobre mi cabeza para un día de lluvia.

Photo by Ana María Mejía Alzate de Whiteside.

En el Barrio de Loiola (Loyola). Azpeitia, Guipúzcoa, País Vasco, España

Noviembre 24, 2014

Sobre la autora:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

Enlaces externos:

. A través de la Fundación Sancho el Sabio. Fundazioa (Vitoria-Gasteiz).

“Vida del P. Ignacio de Loyola, fundador de la religión de la Compañía de Jesús…”.  http://hdl.handle.net/10357/296

. Loyola Santuario. https://www.santuariodeloyola.org/es/basilica

.  Loyola Santuario. https://www.santuariodeloyola.org/es/

Al inicio de este post…

Y con el  pabilo de una luz por siempre sus almas alumbraran.

“Escudo de Castilla y León, escudo de Armas de Felipe II, y escudo del Reino de Navarra”.
“Escudo de Castilla y León, escudo de Armas de Felipe II, y escudo del Reino de Navarra”.

“Escudo de Armas de Carlos I de España y V de Alemania”.
“Escudo de Armas de Carlos I de España y V de Alemania”.

“Retablo Mayor de Santa María la Real de Nájera”.
“Retablo Mayor de Santa María la Real de Nájera”.

“Entrada al Panteón Real”.
“Entrada al Panteón Real”.

“Esculturas Orantes de Don García el de Nájera y Doña Estefanía De Foix, sobre sus Sepulcros”.
“Esculturas Orantes de Don García el de Nájera y Doña Estefanía De Foix, sobre sus Sepulcros”.

“Aqui yace la reina Doña Estefanía”.
“Aqui yace la reina Doña Estefanía”.

“Aquí esta sepultada Doña Estefania De Foix, muger (mujer) del rei Don García. Fundadores”.
“Aquí esta sepultada Doña Estefania De Foix, muger (mujer) del rei Don García. Fundadores”.

“El rey Don Sancho, el noble hijo del rey Don García”. “Sancho IV el noble, o el del Peñalén”.
“El rey Don Sancho, el noble hijo del rey Don García”. “Sancho IV el noble, o el del Peñalén”.

“El rey Don Sancho, hijo del rey Don García”.
“El rey Don Sancho, hijo del rey Don García”.

“El rey Don Sancho, el valiente”.
“El rey Don Sancho, el valiente”.

“El rey Don Vermudo de León (Bermudo III de León)”.
“El rey Don Vermudo de León (Bermudo III de León)”.

“La reina Doña Clara Huraca (Urraca), mujer del rey Don Sancho”.
“La reina Doña Clara Huraca (Urraca), mujer del rey Don Sancho”.

“La reina Doña Veatris (Beatriz) muger (mujer) de Don Sancho”.
“La reina Doña Veatris (Beatriz) muger (mujer) de Don Sancho”.

“El infante Don Ramiro, hijo del rey”.
“El infante Don Ramiro, hijo del rey”.

“La arqueta de Don Álvaro Garcés, hijo del rey García Ramírez, el Restaurador”.
“La arqueta de Don Álvaro Garcés, hijo del rey García Ramírez, el Restaurador”.

“Sepulcro en El Claustro de los Caballeros”.
“Sepulcro en El Claustro de los Caballeros”.

“Arqueta”.
“Arqueta”.

“Aqui yace Pedro Diez y su mujer Joana Garcia de la Pte”.
“Aqui yace Pedro Diez y su mujer Joana Garcia de la Pte”.

“Aqui yace sepultado Gonzalez De Velorado que en Año de 1464 Y Alonso Gonzalez de Velorado ——Año de 1610”.
“Aqui yace sepultado Gonzalez De Velorado que en Año de 1464 Y Alonso Gonzalez de Velorado ——Año de 1610”.

“La Cruz”... ::.. Para Helmer.
“La Cruz”… ::.. Para Helmer.

“Claudi”.

Plano de Monumentos funerarios reales.
Con especial agradecimiento a la Señora Isabel Palacios Palomar, del Monasterio de Santa María La Real de Nájera.  

Photo by Ana María Mejía Alzate de Whiteside.

Nájera, La Rioja, España. Septiembre 23, 2014

Enlace relacionado con el Monasterio de Santa María la Real de Nájera, I Parte. 

https://anamariamejiaalzate.com/2018/06/05/monasterio-de-santa-maria-la-real-de-najera/

…Y al cierre de este post mi amor eterno tendrán.

Sobre la autora de este blog:

https://es.gravatar.com/framefocusandclick

 

Puede la distancia ceñir sus ojos con encanto abrumador…

Puede la locura del alma

sentir pasión…

Pueden tus palabras

embrujar mi amor…

Puede el tiempo

despertar mi honor…

Pueden dos banderas

entrelazar su razón…

Pueden tantas cosas que

queramos tú y yo…

Con las caricias del sol. 

by Ana María.

Texas, June 23, 2018.