Linaje Gómez de Castro. Parte III

Folio 498v.

y del apellido que le quisieres dar os nombro y elijo y he por elegido y nombrado desde ahora para entonces y desde entonces para ahora, por mi lugarteniente, capitán y justicia mayor del tal pueblo y los términos y jurisdicción que les señalarades para que como tal podáis conocer, conozcáis, y libreis todos y cualesquier pleito y causas que se ofrecieren, así civiles como criminales de oficio como a pedimento de partes, en los cuales, llamados y oídos los, a quien tocare, administraréis y haréis justicia pronunciando en ello vuestras sentencias interlocutorias y definitivas, condenando o absolviendo y otorgando las apelaciones que de voz se interpusieren, para allí, donde con derecho se deba, siendo interpuestas en tiempo y en forma y en los casos y cosas que el derecho permite y en lo que fueren contrarias a esto, las ejecutaréis y haréis ejecutar, que sean llevadas a debida ejecución con efecto, guardando así en la forma de proceder en las dichas causas, como en y conducir los soldados y gente y hacer el dicho viaje, reducir los tales indios, poblarlos y apuntarlos, repartir las estancias y dar minas y solares, y todo lo demás que se os encarga de suso las leyes, ordenanzas, cédulas, provisiones y pragmáticas de Su Majestad, dispuestas para semejantes casos sin ir ni venir contra ello so las penas por ellas dispuestas, y habiendose poblado las dichas minas estaréis advertido de nombrar persona que teniendo libro con día, mes y año, asiente en él todo el oro que se sacare de las tales minas y de sepulturas y entierros, obligando a los dueños de ello que lo registren y manifiesten para que de ella paguen los derechos que debieren al Rey Nuestro Señor, de manera que no se le desfrauden, y otro sí,

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.