Linaje Gómez de Castro. Parte III

Folio 491v.

versación que consta de su declaración con aquellas palabras que no gustaba de que se casara su hijo con mi sobrina, porque que no corrían iguales por la vulgaridad que había oído de una de nuestras ascendientes, cuya palabra por que no corren iguales es afirmativa y la vulgar, común, pública y notoria la demos entender en este sentido, y tal la prueba que ha de dar sobre ello el dicho Vallejo, que sea semejante a la que la ley previene con estas palabras derecha cosa es que pleito que es movido contra la fama sea probado y averiguado por pruebas claras como la luz en que no haga duda alguna, y que por esta misma regla sea compulsado el dicho Don Miguel Vallejo, a que ponga de manifiesto la nobleza  de su hijo por ser un capítulo principal de esta causa el que sea verificada la desigualdad propuesta y negada por el dicho Don Miguel, en su escrito por estas palabras y en cuánto a poner de presente la calidad de dicho mi hijo ni se me ofrece que contestar sobre esta particularidad por no haber de mi parte proferido razón alguna sobre su nobleza a favor [de] dicho mi hijo, ni haber dicho ser mayor, igual, ni menor, y corriendo la vista hallará Vuestra Merced en los autos, en las declaraciones del doctor Montoya y Don José Antonio Hoyos, aquella palabra que tengo dicho afirmativa por qué no corren iguales y estando justificado así la silenció en su razón extrajudicial que remitió y ahora la niega en el citado su escrito, por ser como dije, capítulo principal de esta causa. Y en cuanto a la calidad de la dicha mi sobrina estoy pronto a ponerla de manifiesto en llegando el caso y a conformarme con la igualdad o desigualdad que en justicia se declare en pro o en contra de dicha mi sobrina, y así mismo estoy pronto a justificar que muchas familias ilustres de esta provincia ha [habido] voces infamatorias contra ellas, por algunos adversarios o gente plebeya de lo que no se ha hecho aprecio, o por no poder justificar las partes interesadas, quién lo dijo, o quien lo entendió por lo que nunca se castiga estos tales calumniosos, y quedan los créditos en opiniones de algunos sensores como quizá le habrá acontecido al dicho Don Miguel, o su hijo, en algún tiempo, si hace memoria; mediante lo cual y lo más que dejo de alegar por falta de abogado.
A Vuestra Merced pido y suplico provea y mande como llevo pedido obligando a dicho Don Miguel Vallejo, a que dé las pruebas que llevo pedido dando las fianzas conforme a derecho que en todo recibiré Merced con Justicia que pido y juro todo lo necesario en derecho, costas, etc.

 Antonio Gómez de Castro

Traslado a Don Miguel Fernández Vallejo con lo de

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.