Linaje Gómez de Castro. Parte III

Folio 491r.

Antonio Gómez de Castro, en la causa que se sigue contra Don Miguel Vallejo, y respondiendo al traslado que de su escrito se me dio, digo que no obstante a ser  esta causa por su naturaleza ardua por ser pleito de honra, la supone el dicho Vallejo, (según su escrito), debe sin lugar ni fuerza, para ponerle por ella demanda civil, ni querella criminal, sin que incoste su crasitud, vuelvo a repetir mi demanda y querella contra el referido, en el grado que el derecho me la permite y para ella reproduzco en debida forma mí antecedente escrito, y protesto continuarla y seguir mi justicia en todas [las] instancias y grados que me convengan, hasta con efecto se verifique o bien la plena probanza de la calumnia imputada contra la citada mi bisabuela, o bien la pública satisfacción y pena correspondiente al falso calumnioso y hasta que de las declaraciones que constan en los autos  parece tengo justificada la [acción] por mí intentada contra el referido impostor el que no ha justificado la suya ni parte de ella. Con el juramento mío  que pidió en su favor, pues como tengo en fuerza de él declarado la particularidad de las voces que antecedente corrieron silenciosamente contra la dicha mi bisabuela y no la generalidad y publicidad que resuena en la[s] [germinadas] voces de vulgaridad en que se afirma el expresado Vallejo, sin nominar principio, tiempo, origen, circunstancias, ni personas por donde llegó a su noticia, con lo cual se hace sospechoso su descargo y muy maliciosas las palabras que profirió con el Doctor Don José Miguel de Montoya, y más cuando en su libelo habla impersonal contra la dicha mi bisabuela como de la persona de la Cortés, sin guardarle el fuero que de señora principal, que gozaba de los privilegios que puede gozar la madre del referido Vallejo, o el político acostumbrado que aún se usa con los inferiores en esta Provincia, con lo cual vendrá el más [idiota] en conocimiento de que el dicho Don Miguel, estará [dedicado] en la creencia y falsa suposición de la inferior calidad articulada y depuesta por él, contra la honra y fama de la dicha Gregoria Cortés, y por ella sindicados todos sus ascendientes, por todo lo cual suplico a Vuestra Merced se sirva de mandar se asegure la persona del dicho Don Miguel Vallejo, interin que da las fianzas de juzgado y sentenciado conforme a derecho, que yo de mi parte estoy pronto a darla y así mismo precisarlo a que justifique con justificación clara y específica de dónde tuvo principio y origen su temeraria deposición y de dónde le vino a Gregoria Cortés, la humilde esfera que manifestó al Doctor Don José Miguel de Montoya en la  con

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.